Un viaje al pasado – Club Torres Blancas 1989-90

El Inquisidor suele organizar su biblioteca los veranos que tiene a bien hacerlo pues llega un momento en que no queda mas remedio que «defragmentarla» y cuando esto sucede siempre se lleva algunas sorpresas.

Como en toda biblioteca que se precie en la del Inquisidor además de libros hay revistas, papeles, recuerdos… y este año el Inquisidor se topó con uno de ellos:  La memoria de actividades 1989-1990 del Club de Ajedrez Torres Blancas.

Si el Inquisidor no recuerda mal, el año anterior el Club Torres Blancas quedó campeón en todas las categorías. Cree el Inquisidor  que ningún club de Cantabria ha vuelto a conseguir semejante proeza.

El caso es que hojeando la memoria el Inquisidor descubrió caras olvidadas, recuerdos que estaban mas allá de los recuerdos habituales pues degraciadamente los recuerdos son muy suyos, y cuando quieren esconderse saben como hacerlo, y  hasta que una  pequeña luz los ilumina no reaparecen con cara de sorpresa. Como esos pececillos del fondo del mar que miran entre incrédulos y molestos, y sorprendidos, la luz del submarinista que viene a importunarles.

Y al Inquisidor le importuna ver sus resultados en los torneos de aquel año. Recuerda el Inquisidor que era un mal ajedrecista pero ¡por Dios! no tanto.

Realidades aparte es asombroso ver la capacidad organizativa del club, no solo de cara a los  torneos sino por la extraordinaria promoción del ajedrez que hacía, marcando el camino, sin ningún género de duda, a otros muchos clubs de Cantabria.

En  la historia del Torres Blancas han destacado grandes personas además de extraordinarios  jugadores pero el Inquisidor solo destacará a cuatro: Los padres del Torres Blancas: José Ramón Pinilla y José Luis García Campo.  Lirio Carral, un gran hombre y tan buen ajedrecista como para proclamarse campeón de Cantabria y Crescencio Martínez. El Inquisidor cree que «Chencho» ha mantenido viva  la llama del Torres Blancas durante los últimos años.

Es el punto de vista del Inquisidor.  En la actualidad el Club de Ajedrez Torres Blancas mantiene su vocación por llevar el ajedrez a los mas jóvenes.

Como dijo José Ramón Pinilla: «No solo se trata de enseñar ajedrez, sino de formar  personas.»

 

Estas son las páginas, en formato pdf , de la Memoria de Actividades del Club Torres Blancas de Ajedrez 1989-1990.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14  15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30

 

tbSobran las palabras.

 

torreblanca

José Ramón Pinilla Vs Gonzalo en la cima del Pico Torre Blanca (2619 metros).

 

prellezo 1

El Inquisidor Vs JM Prellezo, primer tablero del Torres Blancas 4 de la temporada 1989.1990.

El Inquisidor debe añadir dos nombres a los símbolos del club: Miguel Angel Gabaldón y Javier García Elio. El Inquisidor muy lejos del club en los últimos años obvió la extraordinaria labor de Miguel Angel y de Javier. Como acaba de informarle un amigo que lleva el Torres allá donde quiera que va y no en sentido metafórico: Se trata de dar al Cesar lo que es del Cesar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s